viernes, 16 de octubre de 2009

La mariposa que salió de su escafandra

Título: La Escafandra y la Mariposa
Dirección: Julian Schnabel
País: Francia, EEUU
Duración: 112 minutos
Género: Drama
Año: 2007
Reparto: Emmanuelle Seigner, Max von Sydow, Niels Arestrup, Patrick Chesnais, Anne Consigny, Emma De caunes, Mathieu Amalric, Marina Hands, Marie-josee Croze, Olatz Lopez garmendia, Jean pierre Cassel, Isaach De bankolé

Sinopsis

El redactor y jefe de la revista francesa Elle, Jean-Dominique Bauby, sufre una embolia masiva que lo deja en estado vegetativo. Su ojo izquierdo -único órgano que puede manipular- le sirve para comunicarse con los demás mediante un sistema que se basa en pestañeos. Encerrado en su cuerpo, Bauby creará un nuevo mundo con algo que aún no ha perdido: su imaginación.

Crítica

De entrada, los primerísimos planos hacen notar que algo anda mal: Jean-Dominique Bauby despierta, luego de haber estado dos semanas en coma, y se da cuenta que, despierto, el asunto es más grave aún. Con total lucidez, observa todo su cuerpo inerte. O casi todo, pues su ojo izquierdo lo halla a salvo. Se aferra a su ojo y se salva él también

Un tema tan manoseado en el cine, como lo es el estado vegetativo (“Mar Adentro”, “Johnny cogió su fusil”, etc.), necesita nuevas perspectivas para ser contado. Julian Schnabel lo sabe, y por esa razón, en La Escafandra y la Mariposa, nos cuenta el mismo asunto pero desde una esquina diferente. Schnabel no se limita a aproximarnos al universo de Jean- Dominique Bauby, sino que nos introduce en él. Y ese es, precisamente, el valor agregado de esta película. Ciento doce minutos donde los espectadores vemos el mundo através del ojo izquierdo de Jean-Dominique. En primera instancia, somos únicos testigos de sus pensamientos (una acertada voz en off), los cuales, este periodista francés, está imposibilitado de darlos a conocer por medio del habla, otra facultad de la que se ve impedido. Después, con la ayuda de una muy atractiva terapeuta del lenguaje, Jean-Dominique logra comunicar sus ideas por medio de un sistema en el que se le dictan letras. Él, a su vez, haciendo gala de su total lucidez, pestañea cada vez que se mencione la letra que desea usar. Con mucha práctica, logra formar palabras. Y después oraciones. Y párrafos.
Algo que llama la atención es cómo en esta película no se menciona, ni siquiera por mera casualidad, el término eutanasia. “La muerte sin sufrimiento” –eufemismo usado por la medicina- simplemente no tiene cabida en este film. Él mensaje, que no peca de explícito, va por otro lado: sin caer en el sentimentalismo extremo, La Escafandra y la Mariposa cuenta la historia de un tipo que se aferra a la única facultad que aún dispone para, de esa manera, vivir (si es que así se le puede llamar al hecho de depender, todo el tiempo, de una máquina para respirar).

Jean- Dominique, en primera instancia, se lamenta por su desgracia. Sin embargo, después termina aceptándola. Esta aceptación, empero, no evitará que de vez en cuando “regrese” a su pasado donde le era posible manipular su cuerpo (acertados flashbacks que le dan movimiento a la película). Así mismo, le resultará imposible evitar recordar el momento trágico de su accidente.

El director trabaja un personaje que, con una mente lúcida, una imaginación que García Márquez posiblemente envidie y un ojo izquierdo muy sano, logra más de lo que un humano, que disponga de todas sus facultades, podría. Jean-Dominique consigue salir de su escalafandra (como acertadamente llama a su estado vegetativo) y, cual oruga cansada por el solo hecho de serlo, se convierte en mariposa. Y vuela, vuela, vuela…

By Arturo Cervantes with 3 comments

3 comentarios:

la vi en el maac... es buenisima

Hola Arturo, hace poco me vi esta película en algún canal del cable. Me gustó mucho pero me quedo con "Mar Adentro" Supongo que soy una sentimental y romántica sin remedio...

Curiosamente el otro día vi un episodio de "Dr. House" donde se utilizaba el mismo recurso de contar la historia desde el punto de vista de la persona en la cama que no se puede comunicar. Me pregunto si lo habrán copiado de esta película...

Mel:

Cuando vi esta película no pude evitar compararla con "Mar Adentro". De esta última me quedo con la actuación de Javier Bardem, pero, en cuanto al tratamiento de la película, definitivamente prefiero "La Escafandra y la Mariposa".

El hecho de que cuenten la historia desde el punto de vista de la persona que está en la cama, me pareció un recurso muy original. Posiblemente es copiado pero de darse la posibilidad que tú mencionas, Schnabel copió para su peli esa técnica de "Dr House", y no viceversa (la serie fue creada unos cuantos años antes que "La Escafandra y la Mariposa"). Ese recurso, en cierto sentido, atrapa al espectador, lo hace partícipe.

Publicar un comentario

    • Populares
    • Categorias
    • Archivos